Invierta los signos de envejecimiento con el IPL Fotofacial

El tiempo, por desgracia, no espera a nadie. A medida que envejecemos, nuestra piel muestra cada vez más signos de la edad. Los daños causados por el sol, la rosácea, las cicatrices del acné y una serie de otras condiciones se combinan para revelar el paso de la juventud. Los métodos habituales de disimulación, como el maquillaje o las cremas para la piel, sólo ofrecen soluciones cosméticas parciales y a corto plazo. La tecnología, sin embargo, ha producido un medio más eficaz para el cuidado de la piel a través de los fotofaciales IPL.

¿Qué es la IPL?

Un IPL, o fotofacial, es una forma sencilla y no quirúrgica de restaurar la textura y el color de la piel en casi todas las zonas del cuerpo. La IPL (luz pulsada intensa) utiliza la terapia de luz para afectar a las capas más profundas de la piel. Esto hace que sea especialmente eficaz para el tratamiento de los daños causados por el sol, la rosácea, las arañas vasculares y otras imperfecciones pigmentarias. Uno de los muchos aspectos positivos de la IPL es que sólo consiste en una luz intermitente, lo que significa que no requiere inyecciones ni incisiones. Los estudios médicos sobre los efectos a largo plazo de la IPL han demostrado que reduce significativamente los signos de envejecimiento.

Cómo funciona la IPL

El tratamiento con IPL es un proceso que dirige pulsos de luz hacia la profundidad de la piel. Esto aumenta la producción de colágeno y contrae los vasos sanguíneos bajo la epidermis, lo que reduce las líneas y el enrojecimiento. El proceso también ayuda a revelar nuevas células y tiene una influencia rejuvenecedora en las zonas seleccionadas. El efecto general de estas acciones es una piel más sana y gruesa.

El procedimiento fotofacial

Un médico pasará un dispositivo manual emisor de luz a lo largo de la superficie de la piel después de aplicar el gel refrigerante en la zona afectada. Es habitual experimentar una ligera molestia durante el procedimiento. La sensación es cálida y a menudo se describe como un ligero pellizco o un chasquido de pequeñas gomas.

Después de que el esteticista haya retirado el gel refrigerante, es probable que la piel esté enrojecida con una ligera hinchazón. Estos efectos secundarios suelen durar sólo unas horas y pueden minimizarse con una compresa fría. El tiempo que se tarda en completar el proceso viene determinado por el tamaño de la zona a tratar y oscila entre 30 y 60 minutos de media. La mayoría de los pacientes reanudan su día como antes del tratamiento sin tiempo de inactividad.

Qué se puede esperar

Normalmente se pueden ver los resultados del IPL Fotofacial después de un solo tratamiento. Las manchas causadas por el sol y la edad serán eliminadas por el proceso de exfoliación. Los vasos sanguíneos serán reparados y se harán menos visibles. También habrá una notable disminución de las líneas y arrugas. Se ha comprobado que tan sólo tres tratamientos al año favorecen una piel de aspecto más joven.

Vivimos en una época consciente de la salud en la que abunda la información y los tratamientos para casi cualquier condición. El envejecimiento no tiene por qué verse y sentirse como en generaciones pasadas. Con un procedimiento tan conveniente y asequible como el fotofacial, ¿por qué no debería su apariencia coincidir con su vitalidad?

También te puede interesar…

https://bit.ly/3t9GEwK
https://cutt.ly/UJlBoeG
https://tinyurl.com/43vpk4cf
https://is.gd/SJUcw6

Publicada el
Categorizado como Belleza